fbpx

Ser dueño de un emprendimiento, no es tarea fácil, durante el primer año el emprendedor está invirtiendo, sin embargo, no puede pasar desapercibido el pago de los impuestos, mejor conocido como pago de renta.

Cuando los emprendedores inician actividades, como empresa, anualmente deben pagar un impuesto, el impuesto de primera categoría es conocido como impuesto a la renta.

En el año 2017 se crearon dos regímenes tributarios que cambiaron el porcentaje de impuesto a la renta y cómo influyen estos impuestos en las rentas de sus socios; un régimen tributario te hace pagar un 25% de tu ganancia, mientras que el otro un 27% de tu ganancia.

Los Pagos Provisionales Mensuales (PPM), tal como lo indica su nombre, son pagos que deben efectuar los contribuyentes como una provisión contra los impuestos anuales que se determinan a fines del año en que se producen las rentas, y que corresponde pagar hasta el 30 de abril del año siguiente.

“La operación renta no es hacer un formulario en el mes de abril, deberían estar todo el año planificando, y en diciembre se cierra el balance anual”, asegura Julio Flores de JK Consultores.

Una etapa muy importante en la operación renta son las declaraciones juradas, estos son presentaciones de formularios que pide el Servicio de Impuestos Internos y que actúan con carácter informativo con fechas de presentación diferentes, estas presentaciones no generan pago de impuesto, pero la no presentación de las mismas genera pago de multas fiscales. “Es recomendable tener una buena asesoría, para saber cómo van a funcionar los impuestos. Usted como emprendedor tiene que preocuparse por sus impuestos, saber cómo van, para no encontrase con sorpresas de última hora”, mencionó el fundador de JK Consultores.

De igual manera, Julio Flores, señaló:

“Una buena planificación tributaria para su empresa, es que el formulario de declaración de renta (F.22), debe tener un resultado lo más cercano a cero, para lograr esto usted tiene que planificarse durante un año y estar bien asesorado”.

Como emprendedor debes estar al tanto de todo el proceso que conlleva la declaración de la renta, esto te ayudará a no llevarte sorpresas en la declaración de impuestos, conocerás cuánto impuesto deberás cancelar, si existe o no algún exceso, los documentos ya estarán consolidados y no tendrás que pasar por problemas.

Julio Flores de JK Consultores destacó que “Los emprendedores no pueden estimar el pago de impuesto a la renta con el resultado del balance, ya que este resultado es financiero; para saber o estimar el monto a pagar se debe realizar un cálculo llamado Renta Líquida Imponible (RLI), el cual nos arroja el resultado tributario de la empresa, sobre el cual se le aplicará el impuesto a la renta”.

Siguiendo con la importancia del balance anual, Flores, mencionó que “en la actualidad, existe un beneficio que tiene por nombre contabilidad simplificada (Art 14 Ter de la LIR), este no te obliga a llevar un balance, solo te exige un libro de ingreso y egreso, pero no podemos pasar por alto que según el Art 41 de la LIR, todas las empresas, incluyendo las del 14 Ter, deben declarar un cálculo llamado “Capital Propio Tributario” y para realizar este cálculo se debe tener obligatoriamente el balance anual, por ende, este beneficio no es tal”.

¿Porque es importante planificar el impuesto a la renta?

Es importante ya que este impuesto a veces suele ser bastante alto, porque generalmente el primer año las empresas no pagan dicho impuesto, ya que obtuvieron pérdidas debido a la inversión inicial. Mientras, que el segundo año la empresa comienza a mejorar, pero absorbe las pérdidas del primer año, y por desconocimiento consideran que los impuestos no son importantes, al tercer año cuando comienzan a generar mayores utilidades, este impuesto puede afectar considerablemente sus flujos de efectivo. Esta falta de planificación tributaria, sin duda, puede llevar al fracaso del emprendedor.

Por ende, para cumplir con el periodo de renta es importante tener un asesor que te ayude a planificar tus impuestos desde el momento cero.

Aquí te entregamos los consejos más importantes para tomar en cuenta a la hora del pago de impuestos:

  1. Debes tener un balance que sea real, no intentar disminuir el pago de impuestos con malas prácticas. Tendrá que presentar el balance que realmente tiene la empresa, con datos fidedignos, no inventar gastos, ni conseguirse facturas, ya que esto es ilegal y no aporta en nada a la buena toma de decisiones.
  2. Contar con una proyección de sus ganancias o los movimientos de la empresa, esto es necesario para poder planificar y conocer desde antes el monto aproximado de impuesto que debe pagar en abril. Es importante disponer de esta planificación desde el momento inicial de la empresa y adoptarlo como un procedimiento constante.
  3. Planificar el pago provisional mensual, se recomienda realizarlo durante el año, no en diciembre puesto que para fin de año será demasiado tarde y no se podrá efectuar esta planificación. Todo esto se tiene que trabajar con un año de anticipación para lograr los efectos esperados.
  4. Coordinar y certificar que todos los libros contables (Diario, Mayor, Balance, Compra, Venta, Honorarios y Remuneraciones) concuerden en cada monto declarado en el Servicio de Impuesto Internos, en los Formularios 29 mensuales (Declaraciones de IVA), Declaraciones Juradas Anuales y la Declaración de Renta anual (F.22) declarados en el mismo periodo.