fbpx

Almacenes, kioskos y pequeños locales de venta de comida han sumado a su oferta la venta de café. Y no hablamos de un café de especialidad, sino más bien de un café simple, soluble, que satisface al cliente y suma ganancias para el negocio.

Esta bebida caliente se ha transformado en el puntapié inicial para cientos de chilenos que comienzan temprano su jornada laboral o de estudios, sobretodo en días más fríos. Y hablamos de ese café que se toma al paso y no en una cafetería de especialidad. Ese café que es más barato y que satisface la necesidad de sentirse más despierto durante las mañanas o más activos durante el día y el cual almacenes, kioskos y pequeños locales de comida han incorporado a su oferta para, muchas veces, acompañar un sándwich, un bocado dulce o tomarlo solo.

Marshall Strika, sommelier profesional y especialista en café, comenta que la preferencia por esta bebida radica en “la importancia de levantarse temprano y aprovechar el día al máximo, andar con energías, con ánimo y eso es algo que nos aporta la cafeína”.

Y es que el consumo de café va visiblemente al alza. Un estudio de la consultora Euromonitor International estimó que el año 2017 la venta de café en el mercado nacional fue equivalente a $212. 312 millones de pesos (incluyendo café fresco y retail) y que para el año 2022 se espera que esa cifra aumente a $292.234 millones de pesos por venta en nuestro país.

La solución para los emprendedores

La máquina expendedora de bebidas calientes Gaia – 4S, perteneciente a la marca de equipamiento gastronómico Ventus, está pensada especialmente para quienes tengan negocios de comida pequeños o food trucks y quieran ampliar la oferta brindando a sus clientes una buena taza de café.

Al respecto Paula Manzor, Product Manager de Ventus, cuenta: “Esta máquina es ideal para el emprendedor que está empezando a incorporar el café en su negocio, pues le da flexibilidad para trabajar con la base de café de su preferencia que se ajuste al costo y precio que quiera ofrecer a su público, además es muy fácil de usar y no necesita de un técnico especializado que haga la instalación y mantención de la máquina y su precio es muy accesible”.

Esta máquina además tiene la ventaja de ser muy sencilla, pues conectándose a una red de agua o bidón y solamente regulando la cantidad de café (de la preferencia del negocio) y de agua, se obtiene una bebida caliente en momentos. También es muy fácil de limpiar y mantener.

“El café es una buena fuente de ingresos extra para los negocios, pues no demanda mucho tiempo de las personas que atienden y complementa bien otro tipo de productos como sándwiches y pasteles, además la máquina le genera la necesidad o la tentación a la gente por tomar una bebida caliente, sobre todo en época de frío”, finaliza Paula Manzor.