fbpx

La empresa con base en Puerto Montt que es pionera en el cultivo de insectos para alimentación animal, ganó en la categoría Medioambiente y Recursos Naturales Arauco.

Luego de cuatro años desde su fundación la innovadora propuesta de F4F: Food For The Future fue reconocida con el premio Avonni 2018, como uno de los proyectos chilenos más innovadores del año.

La innovación de F4F radica en el cultivo de Hermetia Illucens, comúnmente conocida como Mosca Soldado Negro, cuyas larvas se alimentan de Residuos Orgánicos y son capaces de transformar 15 toneladas de ellos en 1 tonelada de proteína.

Al llegar al peso adecuado, F4F transforma estas larvas en harina proteica y otros productos con alto nivel nutricional, los cuales pueden utilizados para la alimentación de aves, peces y mamíferos en reemplazo de la harina de soya o pescado, cuyas producciones tienen un impacto ambiental muy alto asociado a deforestación y pesca desmedida.

De esta forma F4F apunta a resolver dos problemas ambientales clave de nuestro sistema alimentario. Primero el uso desmedido de recursos naturales y profundización del sobregiro ecológico y segundo el desperdicio de residuos orgánicos, que equivalen a más del 30% de los alimentos producidos mundialmente.

El Premio Nacional de Innovación Avonni es organizado por la Fundación ForoInnovación, el Ministerio de Economía, El Mercurio y TVN. La ceremonia, que se llevó a cabo en dependencias de TVN, contó con la presencia de ministros, autoridades regionales, personalidades del mundo empresarial y académico, además de finalistas y ganadores del premio. Este año se recibieron más de 350 postulaciones, de las cuales el comité de expertos de cada categoría eligió a 35 finalistas y un jurado integrado por el mundo público y privado seleccionó a los ganadores que se dieron a conocer en la ceremonia.

Al respecto Cristían Emhart, Gerente General y Cofundador de F4F dijo: “Estamos muy contentos de recibir un premio de tanto prestigio y en temáticas tan relevantes como la innovación, los recursos naturales y el medio ambiente.

Agradezco a nuestros inversionistas y Corfo por habernos apoyado desde el principio. Estamos comprometidos con aportar a que el salmón chileno sea más sustentable, e invitamos a las empresas que quieran ayudarnos a nosotros a innovar junto a ellos hacia una economía circular.”

Francisco Serra, Gerente de Producción y Cofundador dijo: “Lo primero fue sentir una tremenda alegría al recibir el premio, por todo el esfuerzo por todo el trabajo que nos ha llevado ir avanzando en nuestro proyecto.

Inmediatamente después fue orgullo de que el jurado haya valorado nuestra solución. Que hubiera visto lo profundo de nuestra propuesta que es hacernos cargo de residuos solidos como también de una solución nutricional que es bastante rupturista, y en ese sentido en sociedades tan tradicionales como la chilena uno tiene temor de que por ser rupturista finalmente no progrese, pero feliz y orgulloso porque el jurado logró ver lo que nosotros también veíamos dentro, que es una alternativa súper concreta para dos problemas que se le vienen a nuestra sociedad.”

Rocío Delgado, Directora Científica dijo: “Recibir el premio Avonni es un reconocimiento a un equipo que ha creído y trabajado en un proyecto pensado en querer tener un futuro más sustentable. Es importante para nosotros haber recibido este premio, visualiza lo que hacemos y permite que nuestro mensaje se amplíe. Tomamos este reconocimiento con toda la responsabilidad que éste conlleva y nos alienta a seguir desarrollándonos y seguir aportando.”

Gonzalo Urquieta, Gerente Técnico y cofundador dijo: “Estoy feliz de que se reconozca con un premio tan importante el trabajo que hacemos desde F4F; sin duda aprovechar de manera eficiente y sustentable los residuos orgánicos para transformarlos en alimentos de alta calidad es una innovación que confiamos en que será un aporte para acelerar la transición a una economía circular, esa es nuestra apuesta y es para lo que trabajamos diariamente”