fbpx

Maquinaria sensorizada capaz de tomar decisiones en base a inteligencia artificial para regar y fertilizar es la clave del futuro del sector para aumentar la producción y garantizar la competitividad.

La irrupción del 5G y el arribo del Internet de las Cosas (IoT) cambiarán fuertemente la forma en que nos comunicamos, entretenemos y trabajamos. Sin embargo, el alcance de este nuevo salto tecnológico llegará a sectores tan diversos como la agricultura. Un tema clave para Chile si consideramos que el PIB agrícola integrado representa en torno al 11%.

Las primeras muestras de una agricultura hipertecnológica, conectada a internet y altamente automatizada, vienen desde Japón, país donde se está implementando un proyecto que incluye avanzada maquinaria, sensores, Inteligencia Artificial, Internet de las Cosas y tecnología cloud.

El programa denominado “e-Kakashi”, que proviene de Kakashi, que significa espantapájaros, consiste en una plataforma que ha incorporado eficiencia basada en inteligencia artificial, IoT y en un análisis científico de los procesos de cultivo.

Julio San Martín, VP de Marketing, Comunicaciones y Estrategia para Ericsson Sudamérica explica que esta iniciativa tiene un gran componente de responsabilidad social, “el Internet de las Cosas está abriendo oportunidades para mejorar el desarrollo sustentable y los cambios globales, el sistema “e-kakashi” reafirma el compromiso de Ericsson para alcanzar las metas de desarrollo sustentable de las Naciones Unidas, en especial las de Cero Hambre en el mundo (n° 2), de Trabajo Dignificado y Crecimiento económico (n° 8), y de Consumo y Producción Responsable (n° 12). Los detalles de las distintas metas pueden ser encontrados en el Reporte de Sostenibilidad de Ericsson.”

El sistema opera básicamente a través de maquinarias agrícolas sensorizadas que se encargan del riego, fertilización, cultivo, control de malezas y cosecha; las que son conectadas a la red celular y operadas remotamente. A la vez, la plataforma e-Kakashi aplica inteligencia artificial a la información recibida de los sensores para definir las necesidades de los cultivos en base a la información del ambiente (temperatura, humedad, saturación del suelo, etc.). Todo lo anterior, sobre la plataforma Ericsson IoT Accelerator, que gestiona y analiza la información generada por todo el ecosistema.

Quizás uno de los aspectos más interesantes del ecosistema implementado es que el agricultor o usuario puede interactuar y controlar los parámetros de operación a través de una interfaz disponible en smartphone, tablets o computadores.

e-Kakashi es el resultado de una alianza entre compañías líderes en tecnología como Softbank CKD Corporation y Ericsson, quien está liderando la transición global al 5G, a través de soluciones en campos diversos que incluyen transporte, industria manufacturera, salud, minería, entre otras.

Al respecto, San Martín explica que este tipo de innovaciones son las que se abren en múltiples sectores para la revolución 4.0 que se aproxima. “e-Kakashi es uno de los programas pilotos que estamos desarrollando en distintos países y sectores productivos, con aliados importantes y abriendo nuevas posibilidades para aumentar la eficiencia en la producción, facilitar los procesos y aportar a la competitividad de las empresas. En este caso específico, e-Kakashi puede representar grandes oportunidades para un país como Chile, cuya economía tiene gran participación del sector silvoagropecuario”.

Cómo funciona e-Kakashi

e-kakashi