fbpx

¿Llevas tiempo pensando en poner en marcha un e-commerce? ¿Buscas alguna fórmula para hacer negocios en la web? Quizás te interese leer completamente esta Guía de Dropshipping.

Como sabes, el internet trajo al mundo nuevas oportunidades, pero para triunfar con un e-commerce, al igual que ocurre con todos los negocios de compra-venta tradicional, normalmente debes realizar una inversión inicial, para adquirir el factor más importante: el producto que ofrezcas en tu tienda.

Sin embargo, aquí este eslabón de la cadena (la inversión en productos) no tiene el mismo protagonismo, si usas la técnica de ventas del dropshipping.

Los invitamos a todos los emprendedores a revisar esta guía.

1. ¿Qué es?

En su traducción literal del inglés, significa «triangulación de envíos». Este término puede ser bastante conocido por las denominaciones, también anglosajonas de: «dropship» o «drop shipment».

Por ende, podemos definirlo como:

El dropshipping es un modelo de ventas online que te permite comprar los productos individualmente de un proveedor, para que sea éste el que los envíe directamente al cliente final.

En lugar de adquirir una gran cantidad de inventario, te asocias con el fabricante mayorista, también llamado “Dropshipper”, mediante un acuerdo o negociación previa.

Este método lleva revolucionando el mercado desde hace ya unos años todo el modo de funcionamiento de la logística tradicional, ya que la tienda online únicamente debería encargarse de realizar funciones púramente burocráticas, como la gestión de pedidos, cobros y de la atención al cliente y posibles interesados.

2.¿En qué consiste el Dropshipping?

El proceso normalmente funciona de la siguiente manera suponiendo que tú eres el empresario o emprendedor de un e-commerce (minorista).
1. Creas tu sitio web y publicas ahí los productos de tu tienda online, desde el cual un cliente hace un pedido y paga por ese artículo.
2. Informas al fabricante de este pedido, el cual envía directamente los productos desde su almacén al consumidor final, con las señas o distintivos de tu tienda (minorista), o incluso sin distintivos visibles.

De esta manera, el fabricante únicamente cobra por el «costo neto» del producto, sumándosele una comisión de dropshipper al precio final de éste. Por tanto, tú quedarías como un simple intermediario y tus beneficios radicarían en la suma de las comisiones que consigas ganar por todas tus ventas.

3. ¿Cómo crear un servicio Dropshipping en Chile en 5 pasos?

1. Hacer primero una búsqueda de un nicho rentable: La manera de crear una tienda tipo dropshipping en Chile parte de la búsqueda de un nicho factible por parte del comerciante minorista.

Debes pensar en un nicho que reúna las siguientes características:

  • Sin saturación.
  • Que no tenga mucha competencia.
  • Donde exista una necesidad a cubrir.
  • Que resulte rentable.
  • Que se pueda posicionar rápidamente para que atraiga tráfico a la tienda online, porque al fin y al cabo de lo que se trata es de generar ventas online.
  • El precio de los productos que se van a vender también hay que tenerlos en cuenta para poder calcular las ganancias aproximadas.

Es decir, con este sistema el minorista va a tener unas ganancias resultantes de subir el precio que el dropshipper le proponga, de ahí la importancia de pensar en el precio final de los productos de ese nicho, para que le pueda compensar la creación de la tienda dropshipping en Chile.

2. Negociación con el proveedor dropshipper: Este punto es muy importante, ya que de esta negociación van a salir las condiciones que van a regir en el funcionamiento del negocio, tanto de precios de los productos como de envío de los pedidos que vayan a tener.

El minorista siempre tendrá que intentar tener unos precios de venta razonables dentro de la categoría de los productos que sean, por lo tanto, el precio al que se los compra al dropshipper debe de ser el mínimo posible para tener más margen.

Los plazos de entrega, han de ser lo más bajo posibles para que los clientes tengan sus pedidos en su domicilio cuanto antes.

Es conveniente y aconsejable tener más de un proveedor, nunca se sabe que puede ocurrir y quizás fallen o tengan problemas de abastecimiento.

3. Creación de la tienda online dropshipping: Una vez las negociaciones estén cerradas y todas las condiciones clarificadas, se puede crear la tienda. Llegados a este punto, si los conocimientos técnicos para montar el portal web son escasos se puede buscar ayuda profesional, a pesar de que la creación con WordPress o PrestaShop sea muy intuitiva y tenga un manejo sencillo, puedes lograr grandes resultados con profesionales en esta área.

Una vez creada la tienda, ya está disponible para que un usuario efectúe compras online, cuando esto ocurra, el minorista gestiona el cobro, compra la mercancía al dropshipper y le hace llegar al proveedor dropshipping los datos del pedido en cuestión.

Es deber del comerciante verificar la disponibilidad de los productos en stock del mayorista, para no vender lo que no se tiene.

4. Recepción del pedido y envío de los artículos: El proveedor dropshipper o mayorista recibe el pedido del minorista y pasa a ser el responsable de efectuar la entrega del artículo comprado. Esta entrega debe hacerse en el plazo de entrega pactado y tanto el paquete como los artículos, llevarán el distintivo o marca del comercio minorista, o nada en su defecto. En caso de que se haya negociado con el minorista incluir factura, así se hará. y también es el encargado de gestionar las devoluciones.

5. Control de la satisfacción: La parte final del proceso de venta online de un modelo así es que el comerciante minorista realice un control de la satisfacción del cliente para poder evaluar así el funcionamiento de su servicio.

Una llamada, un email con una breve encuesta o una pregunta mostrando interés en las redes sociales, pueden ser ejemplos de cómo contactar con el cliente para conocer si el resultado de su compra ha sido positivo.

En caso contrario, su feedback nos valdrá para subsanar los errores que se hayan podido cometer.

En este modelo de negocio, hay que tener claro que el encargado de dar la cara en todo momento va a ser el comerciante minorista. Del proveedor dropshipper el cliente nunca llegará a saber nada, por tanto, cualquier problema o incidencia con el envío, lo tendrá que gestionar el minorista pese a que la responsabilidad recae en el proveedor, de ahí la importancia de que éste sea de confianza.

Este conocimiento y preocupación por la satisfacción del cliente es muy valorado por los mismos, sobre todo en un ámbito online, donde el trato parece más impersonal.

Cuando se recibe un buen servicio y encima muestran interés por conocer la percepción que el cliente ha tenido de la experiencia en el e-commerce gusta, con lo que se conseguirá fidelizar al cliente y conseguir que realice compras recurrentes.

4. Ventajas de usar el método del Dropshipping

Estos son los factores por los que se recomienda que, si se está pensando en poner a rodar una idea de negocio, se hiciera mediante esta técnica:

1. Costes de puesta en marcha: La inversión en inventario es una de las mayores partidas de gasto a la hora de establecer un negocio online. Sin embargo, con esta fórmula se evita este problema, eliminando el riesgo de gastar dinero en artículos que quizá no se lleguen nunca a vender.

2. Se pueden ofrecer artículos casi al instante: Cuando un minorista quiere comenzar a vender un producto, tiene que esperar hasta haberlo recibido, para publicarlo así en su sitio web. Con este modelo de venta, cuando se decide que se quiere un artículo en el sitio web, se puede comenzar a hacer publicidad casi inmediatamente.

3. Se puede ofrecer un catálogo más amplio: Tener la capacidad de ofrecer una gama más amplia de productos es siempre algo a lo que un negocio digital debe aspirar y con esta técnica es posible, ya que con el Dropshipping no hay que preocuparse por los diferentes colores o tamaños a tener en stock o por dónde se van a almacenar éstos.

4. Se prueban nuevos productos sin riesgo: Al agregar nuevos productos al catálogo, el riesgo de no venderlos queda en segundo plano con el dropshipping. Tener que adivinar lo que los clientes quieren es, a menudo, difícil para cualquier negocio, por lo que ser capaz de probar sin hacer una verdadera inversión siempre es una ventaja competitiva. Esto, sin duda, puede aumentar las conversiones de tu e-commerce, al ver el usuario recurrente que ofreces continuamente nuevos productos.

5. Se ahorra tiempo en hacer gestiones de organización: Organizar el stock y prepararlo para la entrega puede ser una pesadilla que requiere mucho tiempo. El uso de un tercero en este proceso de enviar artículos ahorra manejo, etiquetado, embalaje, envío y demás gastos de dinero e inversión de tiempo en ello. Esto deja tiempo extra al dropshipper para centrarse a otras tareas complementarias de su web, como por ejemplo crear un blog corporativo, donde se aporte contenido de valor para los potenciales clientes de su marca o incluso hacer marketing digital.

6. No es necesario tener un inventario: Uno de los inconvenientes de vender cualquier artículo es preocuparse de almacenar el inventario, «seguirle la pista». Es decir, llevar una trazabilidad, e incluso destinar una parte de dinero a pagar los impuestos relacionados con ello. Con el dropshipping esto no ocurre, ya que todos estos gastos de tipo logístico los soporta la empresa fabricante o mayorista.

7. Almacenamiento: No se necesita un almacén o cualquier otro espacio lo suficientemente espacioso como para albergar todos los productos que formen parte de tu tienda online. Esto, igualmente, caerá por cuenta de la empresa fabricante.

5. Desventajas de usar dropshipping en un e-commerce

Esta técnica de ventas también tiene sus inconvenientes. A continuación, vamos adetallar algunos de los más importantes, para que puedas evitar errores de principiante bastante típicos al iniciar un proyecto online basado en esta técnica:

1. Estafas: Hay que tener cuidado con los proveedores y conseguir toda la información necesaria sobre ellos, antes de realizar los pagos por los productos solicitados. Antes de pactar método de envíos, conozcas, si es posible, personalmente al encargado o equipo responsable de esta empresa proveedora.

2. Falta de control de calidad: La calidad de los productos puede ser peor de lo esperado en un principio y que no se corresponda con el indicado en la web. Por eso, es importante mantener un control firme sobre la calidad, controlar la tasa de devoluciones y otros problemas con los clientes, ya que van a culpar al negocio y no al proveedor, si no están satisfechos con el artículo que finalmente han recibido.

3. Estructuras de tarifas confusas: Si se elige la empresa equivocada, se puede terminar sin obtener ganancias o perder dinero. Puede haber tantos pagos que sea difícil hacerle seguimiento a nuestro dinero, incluso si hacemos nosotros mismos hacemos las ventas.

4. Altas tarifas de envío para los clientes: Si se incluyen artículos de más de un proveedor en la web del dropshipper, el cliente puede tener que pagar costes de envío muy altos, cuando pide una gran cantidad de artículos. La razón de este costo es que vendrán desde diversos puntos. Esto puede uno de los motivos de abandono del carrito de compra en tu tienda. A su vez, puede desalentar futuras adquisiciones y hacer, por tanto, que pierdas clientes conforme pasa el tiempo.

5. El procesamiento de los pedidos puede ser difícil: Muchas empresas que utilizan este tipo de envíos como estrategia de ventas trabajan con múltiples mayoristas. Cada uno de ellos impone diferentes requisitos para el procesamiento de pedidos, facturación y envío. Esto puede complicar las cosas enormemente.El tiempo que transcurre entre la venta de un producto y su envío también puede prolongarse más tiempo, ya que hay muchas conversaciones y acciones previas.

6. No tener toda la información del producto es problemático: Como nunca manejan físicamente los productos que se están vendiendo, la persona que hace dropshipping no tiene una idea real y clara de cómo son. Muchas veces, el fabricante no da suficientes descripciones del producto, no facilita las dimensiones exactas, el peso o la facilidad de uso. La falta de datos deja huecos notables en el sitio web y esto no es bueno para la empresa, porque la escasa información o la falta de ella, puede disuadir a los consumidores que pudieran convertirse en potenciales clientes.

7. Disponibilidad: No siempre se sabe la disponibilidad de un producto hasta que un cliente final lo compra. Esto puede ser enormemente frustrante para los consumidores, que tienen la impresión de que habían comprado un producto, para descubrir que en realidad no era exactamente el que esperaban (o cómo lo esperaban).

8. Automatización: Con el fin de eliminar el problema citado, es preferible un sistema automatizado que actualiza regularmente la disponibilidad de stock durante todo el día. También se recomienda pedir al proveedor que envíe un correo electrónico o haga una llamada telefónica si se ha agotado un determinado producto.

9. Atención al cliente: Con este sistema, hay menos responsabilidad en el envío, pero también mucho menos control sobre la experiencia del cliente. No hay manera de asegurar que un producto ha llegado a tiempo y solo se sabe cuando un cliente llama para quejarse o preguntar. En ese momento, además, el proceso de resolución del problema se ralentiza, ya que el personal de atención al cliente no tendrá la información necesaria a mano y la consulta o queja tendrá que pasar por un proveedor de terceros antes de que el asunto pueda ser resuelto.

10. Competencia: Encontrar grandes productos significa que generalmente habrá una amplia competencia de otros minoristas en el sector. Los márgenes de los productos de dropshipping pueden ser bastante bajos en estos casos, porque muchos fabricantes cobran por el servicio un precio que hace muy difícil maniobrar, para imponerse al resto de empresas competidoras.

11. Rentabilidad: Hace diez años esta técnica de ventas era mucho más rentable. La rentabilidad media se ha reducido bastante, con el explosivo crecimiento de tiendas como Amazon y la mayor competitividad en general en el sector del e-commerce. Por eso, es recomendable que, si se quiere triunfar con un modelo como este, se disponga de una propuesta muy potente y original.

12. Márgenes de beneficio: Los márgenes de beneficio varían mucho, dependiendo de los productos que se vendan. Para la electrónica de alta gama, los márgenes son pequeños y suelen rondar entre un 5% y un ​​10%. Pero para accesorios de precio bajo, los márgenes a menudo están cercanos al 100%. Sin embargo, en promedio, los márgenes brutos de envío suelen estar en el rango de 10% a 15%.

Últimos consejos a tener en cuenta antes de crear un negocio de dropshipping

  1. Estudia la rentabilidad del producto que quieres vender, la demanda y la saturación del mercado, como se hace (o se debería hacer) con cualquier tipo de negocio.
  2. Si escoges la plataforma online de un proveedor, investiga no solo los márgenes de beneficio finales que puedes obtener por venta, sino cómo trabaja el SEO (o si te deja gestionarlo a ti), cómo es su diseño, etc.
  3. Preferiblemente, negocia directamente con fabricantes o distribuidores oficiales, y así podrás acordar el porcentaje de beneficio que llevarás en cada artículo.
  4. Para la arquitectura de la tienda estudia cuál es la plataforma que más se adecue a tus necesidades, en función de la cantidad de artículos, imágenes y textos descriptivos que precise, que permita hacer versiones móviles, etc. Magento y Prestashop son de las más populares. Shopify es otra muy recomendable y otra popular es WordPress con Woocommerce.
  5. De tu relación con los mayoristas y proveedores de dropshipping depende el éxito de tu empresa. Ellos se encargan del envío de los productos, pero también de las devoluciones. Intenta trabajar con varios proveedores.
  6. A la hora de aplicar tu margen de beneficios, ten en cuenta dónde se ubica el proveedor: habrá gastos de envío y aduaneros si este reside en el extranjero. No todo lo que viene de China acaba siendo barato.
  7. Crea una comunidad alrededor de tu tienda, invierte en estrategias de SEO y de redes sociales y crea un blog (o varios) con contenidos de calidad relacionados con el nicho de la tienda.
  8. Dependiendo del tipo de producto, prueba a vender también a través de eBay o Mercadolibre, pues te ayudará a posicionar la tienda.
  9. Vende productos que te interesen también a ti, evita meterte en asuntos que desconozcas. De esta forma transmitirás a la tienda tu personalidad para diferenciarla de la competencia.

Conclusiones

Crear un sistema de ventas dropshipping en Chile puede ser una una opción barata e interesante si se tiene la intención de montar un negocio e intentar vivir de Internet. Es bastante accesible, aun no teniendo conocimientos tecnológicos, ya que la gestión y la inversión es mínima. Conseguir posicionar el portal para generar ventas es lo único que requiere un poco más de tiempo en donde hay que conseguir difundir la marca y proclamar las bondades de comprar nuestros artículos antes que en otra web de la competencia.

¿Tienes una tienda de Dropshipping en Chile? Cuéntanos tu historia y nosotros nos encargamos de difundirla en nuestro blog y nuestras redes sociales.