fbpx

Para digitalizar un pequeño negocio, no siempre es necesario invertir dinero o incorporar infraestructura TI, sino más bien conocer la problemática y las diferentes alternativas disponibles en el mercado de softwares, que incluso pueden ser gratuitas.

Antes de tomar la decisión de incorporar tecnologías que mejoren los procesos y aceleren los negocios de las pequeñas y medianas empresas (Pymes), el Analista de Software de IDC, Jonathan Namuncura, explica que lo primero que deben hacer los microempresarios, es analizar ciertos factores para elegir la solución que se ajuste mejor a su necesidad.

En ese contexto, te compartimos cinco consejos para que puedas incorporar la tecnología en tu negocio:

1.- Conocer la problemática: Puede ser trivial u obvio, sin embargo, la incorporación de tecnología siempre debe ir de la mano de una oportunidad o problemática del negocio, como por ejemplo, la búsqueda de optimización, reducción de costos o retención de clientes.

En ocasiones, las grandes empresas incorporan tecnología que termina complejizando su operación. Sin embargo, las Pymes, al ser más pequeñas, tienen la posibilidad de usar versiones de prueba disponibles lo que siempre es recomendable si permite responder de buena manera a las complejidades que día a día viven las pequeñas y medianas empresas.

2.- Adoptar tecnología en función a los ingresos: Uno de los elementos del mercado más claros en la actualidad, es el dinamismo con que cambian los negocios. En ese sentido, es fundamental alinear la inversión tecnológica con los ingresos.

Antes de adquirir una herramienta tecnológica, las Pymes deben analizar lo que reciben monetariamente. Por ejemplo, si los ingresos mensuales son variables, lo mejor es que la inversión en tecnología también lo sea. Por suerte, el mercado digital ofrece aplicaciones, plataformas o infraestructura TI, por días, e por incluso horas.

3.- E-commerce y Redes Sociales: Una de las maneras más rápidas y fáciles de ampliar el mercado potencial de cualquier Pyme es el comercio electrónico. Esta plataforma no sólo ayuda a disminuir los costos de operación, sino también, acceder a nuevas oportunidades de negocio.

Lo importante es que las Pymes opten por herramientas que se integren tanto con sus sitios web como con sus redes sociales, que van desde la publicación de los productos hasta los medios de comunicación que se utilizan para hacer seguimientos de venta y postventa.

4.- Ahorra costos: No es estrictamente necesario que las Pymes inviertan en infraestructura TI, cuando tienen la opción de pagar por servicios prestados.

Al igual que una suscripción a diferentes sitios de streaming, las Pymes pueden contratar servicios que van desde plataformas de analítica hasta e-mail corporativos, los cuales tienen un pago mensual por usuario. No se trata de dejar de invertir en tecnología, sino de utilizar lo mejor de esta, delegando la operatividad a quienes realmente saben hacerlo.

5.- Aplicaciones que se ajusten a cada sector:  El mercado tecnológico ofrece herramientas cuyas soluciones se adaptan a diversos tipos de industrias y negocios, sin embargo, a veces lo recomendable es adoptar tecnologías que se adecuen 100% a la problemática.

Es así como aplicaciones de CRM, ERP o módulos de profundización pueden agregar mayor valor al negocio cuando se trata de industrias que requieren soluciones más complejas, como podría ser el de manufactura y de logística.

 

Y así, los beneficios de la tecnología son varios. Es importante que cada una de las pequeñas y medianas empresas analicen las innovaciones de acuerdo a sus necesidades, pero siempre, tener en cuenta que la digitalización es un must para todo tipo de rubro.